martes, 7 de octubre de 2014

Un 7 de Octubre, pero de 1914

O sea hace justo cien años. Siete años antes el ferrocarril habia empezado a prestar servicios regulares. San Mayol que por entonces era solamente Mayol. La Colonia "San Felipe" se iba poblando y alli, un año antes habian llegado Francisco y Anunciación. Primero Fancisco desde España, de allá, de la montaña de León, que se radicó en Rauch donde tenía un tio. Por 1910  había hecho "piso", y le escribió a su novia Anunciación, tambien de la Montaña Leonesa para que se viniera. Y Anunciación se subió a un barco, y llegó al Puerto de Buenos Aires, donde Francisco, su Tio, y la esposa de éste, que era hermana de Anunciación la esperaban. De allí el tren a Rauch. De la estación, al Registro civil, y da allí a la Iglesia.

Anunciacion Balbuena y Francisco Diez
Foto de su casamiento en 1911
Y una nueva pareja de inmigrantes se sumaba a una Argentina que los llenaba de esperanzas. Un tiempo despues, alli en Rauch, nacía su primer hijo Francisco, en 1912. Luego, siguiendo las huellas de su hermano Martín llegaron a Mayol.

Unos 200 metros mas atrás de la Iglesia, aún quedan rastros de su primer rancho; se nota el jagüel y un árbol ha quedado como único testimonio de lo que allí sucedió, hoy, 7 de Octubre, hace cien años.

Anunciación esperaba su segundo hijo, y su hermana María había venido para acompañarla. También estaba cerca su cuñada Petra, hermana de Francisco, y esposa de su hermano Antonino.

Aquel octubre pintaba lindo, los trigos crecían, con buena humedad anunciaban una buena cosecha.

Y el momento del parto llegó; Francisco tendría al dia siguiente el mejor regalo de su 32º cumpleaños, otro hijo.

Pero Dios al parecer tenía otras cosas dispuestas, y a raíz de una hemorragia post parto, Anunciación
falleció alli mismo luego que naciera su hijo.

Anuncio Diez Balbuena y Emilia Carolina Avecilla
Mis padres en su casamiento 1940
Pequeñas historias de mi pueblo, que quedan casi olvidadas. Ese pequeñín, a quien Francisco en el mismo acto que asentaba el fallecimiento de Anunciación, su amor, la que lo había seguido desde el corazón de la Montaña Leonesa, asentaba en su partida de nacimiento el nombre de Anuncio en homenaje a ella, fue Mayolero de nacimiento, hombre que nunca le sacó el cuerpo a ninguna responsabilidad que la comunidad le pidiera, ya fuera la Cooperativa, el Club Social y Deportivo, la Fundacion de la Primera Sociedad de Fomento, y hasta fue por tras veces Comisionado Municipal del Partido de Tres Arroyos.

Y me refiero a mi padre, Anuncio Diez Balbuena que hoy estaría cumpliendo 100 años. ¡Feliz Cumpleaños donde estés viejo Querido!

Ver acá.


3 comentarios:

  1. Historia familiar que se enhebra con la patria. Grande en sus simpleza y los dolores y alegrias que están a la vista

    ResponderEliminar
  2. Valientes estos montañeses de la Comarca de Riaño, en las montañas del viejo Reino de León, que atravesaron las grandes aguas en busca de un futuro mejor, fuera de la estrechez de nuestros valles. Una hermosa historia que será publicada en un artículo de D. Miguel Valladares en el número 51 de la Revista Comarcal de Riaño este mes de Noviembre. Salud y paz a todos los descendientes de aquellos bravos montañeses desde las montañas de la Cantabria leonesa.

    ResponderEliminar
  3. Conocí un Mayol. Alejandro. Estas historias chicas, unidas, forman el gran relato de la Nación, parte de la Patria Grande..

    ResponderEliminar