martes, 23 de agosto de 2011

Tratando de desentrañar una paradoja.

Edificio de la Cooperativa
   El cooperativismo en general, y el agrario en particular lleva dentro de si una contradicción. Es una filosofia profundamente solidaria cuya praxis está basada en la acción colectiva. El lema "Todos para uno y uno para todos" resume perfectamente este accionar en la práctica diaria.
   Sin embargo está inserto en una sociedad fundamentalmente individualista, y sus componentes, desde el socio al Presidente del Consejo de Administración son individualistas. No podrían no serlo siendo como son. parte de un todo, de una sociedad que exalta los valores individuales como clave del éxito en la vida.
   Como decíamos en otro posteo sobre los fundadores y el núcleo fundante, ellos (individualistas tambien, no lo olvidemos) depusieron su individualismo ante la amenaza de algo mayor, que eran los grandes grupos económicos que los asfixiaban y les impedían el sueño de su realización individual, como hombres libres y los condenaba a ser "siervos de la gleba", situación que los había empujado a dejar su Europa natal para buscar un mejor destino por acá.
   Pero también dijimos que la existencia de la Cooperativa modificó esa realidad, y que insensiblemente se fue trasformando en parte del paisaje. Como que siempre había estado ahi, ya que la memoria de la situación anterior, se iba perdiendo en la medida que los socios fundadores se iban de este mundo.
   Se producían también hechos que hemos tocado tangencialmente. Uno de ellos, la modificación de la Carta Organica del BCRA, quitandole a las Cooperativas la condición de "sujeto de crédito", haciendo que se buscaran productores que fueran propietarios para avalar las solicitudes de crédito. Esto no se dió de un dia para otro, pero a lo largo de los años, el Cooperativismo Agrario que habia sido fundado por arrrendatarios mayoritariamente, pasó a ser dirigido por propietarios, que aunque hubieran sido arrendatarios previamente, ya hacía años que habían cambiado de categoría social. Las cosas se veían diferentes, sentado sobre una escritura...
   Otro cambio vino con la derogacion de la vieja ley 11388 de cooperativas, que databa de 1929 (segundo Gobierno de Yrigoyen) y la puesta en vigencia de la nueva ley 20337.
   Al margen de su distinta génesis, ya que la ley 11388 había salido de un Poder Legislativo votado por los ciudadanos, y la 20337 es un decreto-ley de la Dictadura de Lanusse (tiene fecha de firma el 24/5/73, un dia antes del traspaso de la Presidencia a Cámpora), una de las novedades que traía la nueva ley era la habilitacion de la "operatoria con terceros" en iguales condiciones que los socios. (La vieja ley la prohibia expresamente).
   Esto abrió la puerta a innumerables actos de corrupción del sistema, especialmente en el Cooperativismo de Crédito donde se constituyeron innumerables entidades que apenas reunían el número mínimo de socios para cubrir los cargos del Consejo de Administración. Esto se dio también en muchas Cooperativas de Seguros, y de consumo.
   Dentro del Cooperativismo Agrario fue una cuestión muy discutida ya que el componente productivo se había ido trasformando de a poco desde 1955, y finalmente en 1968 cuando otra Dictadura (La de Onganía, esta vez) había dispuesto la caducidad de la ley 13246 y los contratos de arrendamiento que venían prorrogandose tuvieron fin.
   Los terratenientes venían recuperando sus tierras, y se recomponía el latifundio. Y el latifundista por el volúmen de su producción no necesitaba tanto como el arrendatario de la Cooperativa para colocar su cosecha.
  Creo que ahi se le inflingió una herida mortal a nuestros pueblos. Porque las cooperativas se fueron quedando sin socios que son su único sostén y razón de ser. El no socio (el "tercero") es fundamentalmente un "cliente" y su única ligazón con la Cooperativa es el mejor negocio que pueda obtener.
   Mas o menos como cualquier comprador de un supermercado cualquiera.
   El gran productor compraba el fertilizante y la semilla a la Cooperativa, pero al momento de cosechar si tenía mejor oferta no entregaba su producción (por ejemplo). Y el costo fijo de la Cooperativa estaba cubierto por la comisión de comercialización, por lo que entraron en deficit que debía ser cubierto por capitalización extraordinaria por parte de los socios. Los otros no capitalizaban, si eran terceros...
   En fin, son hechos que se dieron a través del tiempo que fueron conformando la realidad actual de un campo sin agricultores y los pueblos sin pobladores....
   Ahi talvéz esté la causa de la despoblación, y no en la suspensión del servicio ferroviario. Como ya dije, cuando el ultimo tren pasó nosotros ya no estábamos.
   Seguiremos.

   Antonio (el Mayolero)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada