lunes, 22 de agosto de 2011

Vida social, cultural y deportiva en los pagos Mayoleros (II)

Edificio de la Juventud Agraria Cooperativista
A las actividades sociales que me referí en el post anterior, hay que agregar las propias de la Cooperadora Escolar, que generalmente interactuaba con el Club Social y Deportivo. Y era natural, ya que tanta gente para nutrir comisiones no había. Lo mismo con la comisión Pro-templo que se encargaba del mantenimiento edilicio de la iglesia, la que ilustra este blog. Y así el que era Presidente en una, era secretario en otra, y vocal en una tercera. Había tambien otras instituciones que se formaban y extinguían con algunos propósitos específicos, como la Sociedad de Fomento, que llegó a obtener los fondos suficientes como para comprar una motoniveladora, que se encargó de poner en condiciones los caminos de la zona, hasta que luego sus funciones fueran absorbidas por la Municipalidad, o una Cooperadora Policial de efímera existencia.

   En 1951 se constituyó la Juventud Agraria Cooperativista, dentro de la linea general y los propósitos enunciados un par de posteos atrás bajo el titulo de "El Semillero". Pero esta nueva institución del pueblo también incluía propósitos sociales y culturales en general, al margen de sus objetivos específicos. Tuvo sus vaivenes como todas las instituciones. Cada tanto (y esto era común a todas) aparecía como una especie de "cansancio" en su dirigencia, una especie de desinterés que pasado un tiempo, producía una renovación en sus cuadros, y renacían con nuevas fuerzas.

   Pero lo remarcable es la colaboración solidaria entre todas la instituciones, como de una comunidad, que a veces consciente de su relativo aislamiento sabía que entre todos era mas fácil...

   En 1963, la Juventud Agraria Cooperativista compró un hermoso edificio, que había sido construido como Hotel, procediendo a hacer algunas reformas, uniendo lo que habia sido el Bar y el Comedor, unificandolos en un salón en una de cuyas cabeceras se hizo un escenario bastante cómodo.
   También en otra parte del edificio se instaló una Biblioteca Publica, la primer y única que funcionó en el pueblo.
   En ese escenario, llegó a actuar la compañia de Hilda Bernard y Fernando Siro, que, como otras, aprovechaban su popularidad radial (acuerdese de la radio a transistores, TV no había) para salir de gira por el interior con la forma escénica de lo que era Radioteatro.
   Las radios de mayor influencia en la zona (al margen de las de Buenos Aires) eran las emisoras de Necochea, Mar del Plata y Bahia Blanca. Y como el género radioteatral era parte de la grilla obligada de toda emisora, las compañías de estas radios eran visita obligada cada dos o tres meses. Por lo general las obras de Hector Bates eran la base del repertorio, con alguna incursión por el sainete de Vacarezza o el viejo repertorio del circo criollo (Juan Moreira, por ejemplo). Javier Rizzo en LU2, Juan Carlos Jimenez y Monica Landó en LU13, Ismael Abius y Raul Subiledt en LU9 hacían sus giras los sábados y domingos por toda la zona.
    Por ello no fue extraño que cuando toda la comunidad se movilizó para construir una nueva aula en la Escuela, se constituyó el Centro de ex Alumnos, cuya actividad se centró en la formación de un grupo teatral,
que con bastante entusiasmo y coraje no exento de irresponsabilidad, nos lanzamos a la aventura de las tablas, bajo la dirección de Ana María Balañá y la participación de un grupo de muchachos y chicas emprendimos ensayos, escenografía, musicalización, vestuario, maquillaje, se puso en escena "Despues de Dios mi madre" de Hector Bates y "La tercera palabra" de Alejandro Casona, ¡que no era poca cosa! Con ese grupo teatral hasta nos animamos a hacer un par de funciones en otros lugares de la zona. Tambien se tejieron noviazgos, desencuentros, reconciliaciones y hasta algun matrimonio... Pero, lógicamente, teníamos entre 16 y 25años, y, ¿que otras cosas suceden en la vida de las personas a esas alturas de la vida...?
   Músicos tambien teníamos, no vaya a creer, fundamentalmente un par de guitarristas, Carlos Russi, y Roberto Dominguez que aún continúan en actividad, y mas anteriores en el tiempo, los hermanos Ladislao y Juan Fik, el primero, violinista, y el segundo, acordeonista cuyas carreras se limitaron al ámbito familiar o algun asado de amigos, pero tambien merecen figurar en el cuadro de la vida de aquella pequeña comunidad.

2 comentarios:

  1. Salvando una omisión; El Dr. Caldera (a) Caniche, que por años fuera Veterinario de la Cooperativa, uno de los pocos Músicos profesionales de la actualidad con su Orquesta "Holocausto 2000",una de las pocas orquestas conocidas en todo el Sur y el Oeste de la Provincia, también es Mayolero, si no por nacimiento, por adopción, por los años de su trabajo profesional en el pueblo y la zona.

    ResponderEliminar
  2. gasa_neo@hotmail.com2 de septiembre de 2011, 0:08

    Antonio!! Genial toda la informacion de nuestro pueblo!!!!

    ResponderEliminar